Significado del nombre Raquel

Raquel es un nombre femenino de origen hebreo que significa, de forma literal, oveja. En un contexto religioso, donde en realidad se descubre su origen más antiguo, significa oveja de Dios.

El nombre de Raquel es muy utilizado sobre todo en regiones de España y América Latina, aunque también se ha popularizado en su pronunciación anglosajona en países como Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Canadá y Nueva Zelanda.

raquel

Como se comenta, el sitio más antiguo del que se tiene constancia de la utilización del nombre Raquel es en el Antiguo Testamento. Es el nombre utilizado para representar a la hija de Labán y la segunda esposa de Jacob. Como curiosidad, la tumba teóricamente perteneciente a la Raquel mencionada en el Antiguo Testamento es visitada en Belén por miles de turistas todos los años.

La naturaleza del nombre Raquel

En todo caso, la naturaleza del nombre Raquel es la de una persona que lo aprovecha absolutamente todo, que es muy metódica y por eso ama la jerarquía. Le encanta todo lo que crece hasta el punto de que lo protege, de forma que las mujeres con el nombre de Raquel siempre se preocupan por todo ser vivo. Al mismo tiempo, se preocupan también por sí mismas y prefieren sentirse siempre seguras, a salvo.

Las mujeres con el nombre de Raquel son además comprensivas, lo que les hace tener muchos amigos fácilmente, aunque su carácter social no les evita antipatías de otras personas. Su preocupación por la amistad, de hecho, le motiva a intentar resolver problemas de otros, metiéndose así ella en muchos conflictos, principalmente personales.

Otros aspectos del significado del nombre Raquel

De forma general, la mujer Raquel tiene un sentido práctico a la hora de afrontar las cosas. Su interés por sentirse segura lo traslada también a sus propias inversiones económicas, así como le permite prever y afrontar problemas que puedan aparecer en el futuro.

Las mujeres llamadas Raquel profesionalmente destacan en trabajos con los que pueden ayudar a los demás, como granjeras o incluso mecánicas. También se les da bien oficios que requieren concentración y jerarquización como la de contable. Por otra parte, su carácter social las hace extremadamente hábiles en el mundo de la política. Y, aunque no es lo más frecuente, la creatividad para afrontar los problemas puede derivar en un talento innato para el arte, permitiendo que la mujer de nombre Raquel sea una gran artista o dibujante.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*