Significado del nombre Esteban

Esteban es un nombre propio de varón con origen griego. En este idioma su significado literal era el de “victorioso”. Sin embargo, su posterior vinculación con el cristianismo por los Papas que han llevado este nombre (entre 9 y 10 según las diferentes versiones, ya que un Papa Esteban no llegó a ser consagrado), ha ido distanciando este significado hacia el olvido. Sin embargo, la extensión de los nombres latinos motivó a que Esteban fuera muy utilizado entre los creyentes, por lo que actualmente sigue vigente en muchos países como un nombre frecuente.

La naturaleza del nombre Esteban

Los hombres con el nombre de Esteban se suelen  caracterizar por un carácter alegre y ciertamente algo soñador. De normal es una persona a la que le gusta ayudar a los demás, pero que también siente satisfacción cuando necesita apoyo y cuenta con sus amigos y familiares para ello.

Esto le aporta una personalidad muy afable, con la que es capaz de crear amistades de forma muy sencilla. Pero al mismo tiempo, es una persona muy atenta y comprensiva. El único problema o aspecto negativo es el relativo a conocer demasiada gente. Al darse esa situación, no siempre despierta simpatías con respecto a los demás y a veces consigue crear enemigos con demasiada frecuencia.

esteban

En lo referente a su naturaleza sentimental, la relacionada con el amor, el hombre Esteban demuestra que su carácter soñador se traslada también a su pareja, con la que tiene pensamientos de futuros el uno junto al otro. Esto lo convierte en alguien fiel y a la vez seductor, pues desea sentirse amado por su pareja.

Otros aspectos del significado del nombre Esteban

A nivel profesional, el hombre que lleva el nombre Esteban suele buscar una estabilidad también en el trabajo, igual que lo ha hecho en sus relaciones sentimentales a lo largo de su vida. No obstante, eso no significa que no arriesgue o no realice inversiones tanto en lo que se refiere a un trabajo personal como a su propia economía.

En aquellas profesiones en las que la constancia y la disciplina son valores imprescindibles, suele destacar por encima de los demás. Esto lo hace especialmente hábil en trabajos como contabilidad, política o jefe de fábrica, pero también como mecánico o granjero.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*